Consejos para aprender tu baile de boda

Cuatro consejos de los que nadie habla pero que son esenciales a la hora de aprender tu baile de boda

Clases de baile para novios
Clases de baile para novios

Normalmente, las parejas empiezan a prepararse para su baile de novios unos 3 o 4 meses antes de la boda. Por lo general, la práctica promedio debe realizarse una o dos veces por semana, con una duración de entre 30’-60’ cada vez. Generalmente, con esta frecuencia suele ser suficiente. Pero evidentemente todo dependerá de vuestra facilidad para el baile y vuestras circunstancias y habilidades. Aun así, es una buena referencia para comenzar.

Si tenéis pensado empezar a prepararos dos semanas antes de la boda, aunque pueda funcionar, el riesgo de errores que desluzcan este momento de tu boda son mucho mayores, por que definitivamente no lo recomiendo.

Sin embargo, si no queda otra opción y solo te quedan dos semanas, te sugerimos practicar todos los días. Probablemente sea la única manera de hacerlo bien durante tu baile.

En cualquiera de los casos, te recomiendo tener en cuenta las siguientes claves para que la preparación del tu baile de novios forme parte de la experiencia y no causa de frustración:

Paciencia

Se paciente, la práctica hace la perfección. No podrás recordar ni realizar toda la coreografía en el primer intento. Es bastante complicado si no tienes experiencia previa bailando. No es necesario aprender el baile completo de inmediato; más bien, divide el material en unos pocos días. Recuerda tener paciencia contigo mismo y con tu pareja.

Sin duda, los movimientos que aprenderéis serán nuevos, tomaos tiempo para digerir los distintos elementos. Una de las peores cosas que puedes hacer es reírte de los movimientos de tu pareja o incluso enfadarte con ella por no saber hacer algo, ¡Paciencia! Si quieres que tu pareja mueva los muebles con entusiasmo para que podáis practicar juntos, te sugiero acercarte con una sonrisa y decirle: “vale, tal vez esta vez ese paso no funcionó, ¡pero intentémoslo de nuevo!”.

Comprensión

Las cosas no siempre salen como queremos. Durante las clases presenciales y online he visto muchas veces parejas que un día les iba muy bien y se llevaban súper bien, pero literalmente una semana después nada les funcionaba, no cooperaban, lo que resultaba en emociones no deseadas, estrés y tensión innecesaria. Recuerda que a veces hay cosas que se interponen en tu camino. Es posible que alguno tenga un día complicado por el trabajo o esté estresado por la planificación de la boda que aún queda por hacer.

Muy a menudo, es posible que sus familias se sumen a su lista de problemas. Los invitados pueden rechazar la invitación, luego decidir venir y al final cancelar nuevamente. Si un día las cosas no salen perfectamente, no importa. Vuelve a intentarlo al día siguiente, puede que salga mucho mejor.

Respeto

Recuerde que no todo el mundo nació para ser bailarín profesional y no todo el mundo lo será de repente. Si tu otra mitad no es la más segura de sí misma en la pista de baile, respétalo. Si alguno de ustedes no se siente cómodo bailando frente a toda su familia, intentad elegir una coreografía fácil de recordar. En nuestras clases de baile ofrecemos opciones simplificadas, que seguirán incluyendo transiciones y figuras interesantes, pero no requieren un gran conocimiento de las técnicas de danza y cualquier persona puede realizarlas. Elija algo lento y tranquilo, para que pueda balancearse, dar un paso básico, inclinarse, etc. Pero claro, esto funciona en ambos sentidos. Si quieres volverte un poco loco con tu baile, no dejes que una coreografía te asuste. ¡Sólo inténtalo! Muchas de las figuras que mostramos parecen difíciles, cuando en realidad son pasos bastante simples que pretenden lucir espectaculares.

Permítete “no-saber” todo

Los atletas profesionales pasan toda su vida aprendiendo, creciendo y mejorando su técnica. Si aún no tienes mucha confianza en la pista de baile, ¡Es normal! No tienes que prosperar en todo, estoy seguro de que eres excelente en otras muchas cosas. Pero créeme, aún puedes aprender fácilmente a dominar la rutina de baile. 🙂 ¡No te estreses! Todos tenemos diferentes fortalezas y debilidades. Generalmente, si alguien no sabe bailar, es sólo porque nadie le enseñó a hacerlo. ¡Date tiempo y quedará hermoso!

 

 

Scroll al inicio